Sobre mi

Un recorrido por mi trayectoria

Sobre mi

Ernesto Engel

  • He nacido en Posadas, Misiones, República Argentina, soy Profesor de Dibujo y Pintura, Licenciado en Artes y, Magister en Investigación en Artes Plásticas y Visuales por la Universidad de Granada-España.

  • Me he desempeñado como docente en la Universidad Nacional de Misiones, la Universidad del Salvador y el Instituto Antonio Ruiz de Montoya.

  • He sido integrante del grupo creador de la Lic. en Arte Digital para la Universidad del Salvador, del Profesorado en Artes Plásticas, Diseño Gráfico y Comunicación visual para el Instituto Montoya, formé parte del equipo creador de la UCAMI (Universidad Católica de Misiones).

  • He sido Director de la Universidad del Salvador en Posadas.

  • He formado parte de varios jurados para concursos de Artes Plásticas en la Provincia de Misiones.

  • Me han otorgado  el Premio Sapucay Misionero 2009 por su labor a favor del conocimiento y difusión de la Plástica en la Provincia de Misiones.
  • Premio de Honor a la trayectoria en Pintura en la primera Bienal de Arte Misionero .0 Mboyeré.

  • He realizado numerosas exposiciones tanto individuales como colectivas en diversos puntos de nuestro país.

  • Mis obras se encuentran en numerosas colecciones privadas de Argentina, Chile, Italia, Alemania, Austria, España y los Emiratos Árabes Unidos.

  • He diseñado y dirigido la escenografía de las obras de teatro: “Edipo Rey” en 2001, “Antígona” en 2002, ambas de Sófocles, y “Las aventuras de Scapino” de Molière en 2003. En el año 2010 fui convocado para el diseño de Escenografía y vestuario de la ópera bufa “La Serva Padrona” de Giovanni Battista Pergolesi. En 2011 realicé la escenografía y vestuario de la ópera “Dido y Eneas” de Henry Purcell.

  • Para televisión, he diseñado y realizado la escenografía del programa “El Periodista” (2009).

  • Actualmente soy propietario, director y docente de “PosArt”, Centro de Investigación y enseñanza de Bellas Artes, espacio creado en 2004  en la ciudad de Posadas.
Testimonios
Testimonios relevantes

Grandes artistas comparten su opinión sobre mi trabajo

"Desde hace más de 35 años, desde aquella época de los Talleres de Extensión de la UNaM, con gente llena de energía creativa, veo a Ernesto Engel en la búsqueda, el posterior hallazgo y las ganas incesantes de seguir buscando formas nuevas en la pintura. Y no solo es eso, sino que su tarea se amplificó en el camino de la docencia, agrandando generosamente el horizonte creativo de mucha gente que se formara a su lado. Pero yendo a su obra, todo este tiempo, que podría en cualquiera haber sido el suficiente como para encontrar un camino y seguir en él reposando sobre lo ya conocido, no le ha alcanzado, y sigue con el mismo brío su búsqueda incansable. "
Rolo Capaccio
"La obra de Ernesto tiene, además de una solidez e importancia marcada; una variada forma de interpretación que hace que cada espectador la admire de manera diferente una y otra vez. Desde el más pequeño reflejo en una hoja, hasta las siluetas de los árboles en penumbra. La forma en que se sumerge en sus trabajos, con técnicas que se complementan con la materia elegida en cada obra. Texturas con colores vivos, el momento de quietud en el horizonte, sus telas parecen transportarnos a lugares hermosos y distantes."
Juan Pablo Gochez
"Una obra de Ernesto Engel es una invitación al Alma, una pincelada sutil de las emociones que se sienten convocadas por el paisaje… Sus creaciones son apelativas, te “llaman”, te seducen con esa intensidad que no deja lugar a la indiferencia, que nos integra al cuadro mientras nos adentramos en la perspectiva de los sutiles detalles, de los colores “engelianos” que danzan en un movimiento único, transparente, poderoso. Estar frente a su obra es una conmovedora aventura y un privilegio que agradezco. Amo observar la atmósfera y adivinar en ella aromas y sonidos. Su estilo es una marca registrada y su pasión nos marca con esa huella indeleble que atraviesa sus cuadros y nos sumerge en las entrañables aguas de la emoción. "
Michelle P.
Ir arriba